Asistente de mangaka en Japón

Este es un tema del que se me ha preguntado bastante, ¿qué tal es ser asistente de un mangaka japonés? Bien, en esta entrada trataré de responder a esto, tanto los puntos positivos, como los negativos.

Primero de todo hay que decir que cuando me propuse empezar a ser asistente de mangaka me resultó realmente muy fácil y rápido, a pesar de ser extranjero. Quizás es porque mi portfolio fue llamativo o es que la demanda de asistentes para mangaka es grande.

Para eso, aquí en Japón hay una especie de portal web donde tanto mangakas como asistentes se anuncian. Los asistentes promocionando su trabajo por si un mangaka se interesa por ellos; y los mangakas promocionando que tienen una vacante libre para trabajar con ellos según sus necesidades, así como informando acerca de horarios, precios, estilo y herramientas a usar de dibujo, etc. El portal en cuestión es «Japan Assistants Club» http://www2.plala.or.jp/JAC/ y creo que solo es accesible desde una IP japonesa. Es posible que haya más portales de este tipo, incluso más métodos para reunir asistentes con mangakas contactando directamente con editores, pero aquí solo hablaré de lo que yo experimenté.

Obviamente tanto el portal de anuncios como la posterior comunicación con el mangaka es en japonés, por lo que el dominar el idioma es un factor fundamental. Se necesita tener un nivel fluido para un trabajo de este tipo, ya que la comunicación con el mangaka no es poca desde los inicios. No siempre te va a escribir para que puedas usar un traductor, sino que también es normal que te haga llamadas de voz por Skype o similares para explicarte qué es lo que realmente quiere que le dibujes.

Acerca de los tipos de asistentes, creo que hay realmente 2. El asistente que va a casa del mangaka, ya sea para trabajar analógico o digital; y el asistente que trabaja desde su casa únicamente en digital. Desde el inicio yo ya especifiqué que trabajaría desde mi casa por comodidad, y, a pesar que cuando hablamos de «asistente mangaka» nos viene la imagen del asistente en casa/estudio del mangaka, actualmente es bastante común que los asistentes trabajen desde sus casas.

Según oí una vez de un editor, hay un tercer tipo de asistentes que literalmente vive en casa del mangaka a cambio de no pagar ni alquiler ni comida, aunque no tengo ni idea de si actualmente sigue habiendo estos casos, y de haberlos imagino que serían muy puntuales.

Primer contacto con el mangaka

Yo tuve experiencia con 2 mangakas trabajando desde mi casa a través de Skype, y ambos casos fueron muy parecidos en cuanto a la forma de trabajar. Primero de todo cuando el mangaka se ha decidido por ti y cree que puedes cubrir sus necesidades, va a enviarte un email para decirte que está interesados contigo, y una vez se acepta, lo normal es intercambiarse los ID del Skype, ya que la comunicación y el intercambio de archivos se va a hacer por ahí.

Si el mangaka es alguien ya con recorrido profesional, como una de las dos con lasl que trabajé (ambas fueron chicas), es posible que te envíe una guía de cómo quiere que dibujes los fondos antes del día acordado para empezar . Realmente me asombré al ver esa guía porque estaba muy completa, así como entintar a partir de un render 3D, tipos de iluminación en el entintado, etc. Hasta archivos de muestra con páginas terminadas en formato Clip Studio Paint para ver las medidas, grosor del trazo, y minucias que luego va a exigir que reproduzcas.

Parte de la guía con los distintos tipos de entintado según la luz.
Parte de la guía para cuando hay que reentintar un fondo 3D.

Con la otra mangaka con la que trabajé, al ser su debut, obviamente no había nada sobre eso y fue un poco «hazlo más o menos así, cómo tú veas»…jaja. Realmente hubo mucha diferencia entre la experiencia que recibí entre la mangaka veterana y la que estaba debutando.

Horarios

Si hablamos de horarios y salarios, primero de todo hay que tener en cuenta que este es un trabajo muy inestable. Principalmente porque el mangaka solo necesita de ti unos pocos días al mes, (que se acordan en el primer contacto por email, y en esos días que se trabaja, son literalmente todo el día. Cuando digo todo el día, significa entre 10 y 14 horas al día según las necesidades del mangaka. Son muchas horas seguidas trabajando durante un mismo día, y parece que al mangaka no le vale partir esas horas en varios días, sino que tienen que ser todas en el mismo día sí o sí.

Así pues, por ejemplo con la mangaka veterana, solo tenía trabajo 3-4 días al mes, y durante esos 3-4 días tenía un horario desde las 10am hasta las 1am, teniendo una hora para comer y otra para cenar como tiempo libre. El primer día te lo pasas bien, pero créeme que al 3er día estás un poco harto de no hacer nada más que dibujar fondos bajo las órdenes de otra persona, jaja. Aunque esto último supongo que irá en función de la personalidad y tolerancia de cada uno.

Salario

Cuando hablamos de precios, lo normal son 1000 yenes la hora, y una jornada de 10 horas diarias que equivale a 10.000 yenes al día. Aunque esto aumenta si haces más horas como las que me hicieron hacer a mi, pudiendo llegar hasta 13.000 yenes al día.

Los pluses en este trabajo también existen, pero solo cuando te has acostumbrado al ritmo del mangaka, dejándole satisfecho tanto en calidad como en velocidad. Y eso según lo que me comentaron ambos mangakas suele tardar mínimo de 1 a 3 meses trabajando con ellos. No duré tanto trabajando con ellos para conseguirlo, así que desconozco la cantidad del plus, pero no imagino que sea mucho.

Y bueno, como puedes ver, trabajando tan pocos días al mes, por muy que puedas sacarte 13.000 yenes al día (aunque lo normal tira más para como mucho 10.000 al día), no puedes vivir de esto si no estás trabajando con varios mangakas a la vez. No sé si te parecerá poco o mucho ganar esa cantidad al día, pero hay que tener en cuenta que el nivel de vida en Japón es algo alto, siendo 300.000 yenes mensuales lo que se considera un salario normal de «salary-man».

Yo en ese tiempo trabajaba para esas 2 mangakas a la vez, rezando para que los días de trabajo no coincidieran (ya que de ser así tendría que cancelar uno de los 2, y a saber cómo se lo tomaría), pero realmente aún así, no era suficiente para cubrir ese salario mínimo/normal que comenté arriba. Por suerte, en ningún momento yo empecé a ser asistente por el dinero, sino más bien por descubrir la relación mangaka-asistente y aprender de ello para cuando me tocase a mi serializar, poder saber como tratar a mis propios asistentes, y así saber hasta donde está bien exigirles.

Lo que me hace concluir que ser un asistente en Japón es algo muy pasajero y que es difícil hacer de ello un trabajo con el que puedas dedicarte profesionalmente para pagar tus facturas durante un largo período de tiempo. Por esa misma razón, este no es un trabajo que pueda dar visado de residencia a los extranjeros, al ser considerado algo muy freelance y no haber una empresa detrás que te pague (el que te paga es el mismo mangaka desde su bolsillo).

Metodología de trabajo

Bien, volviendo al tema asistente, una vez empieza tu día y hora para empezar a trabajar, los primeros 20 minutos suelen ser para que el mangaka te pase los archivos de sus páginas del Clip Studio Paint, y te explique lo que quiere que le dibujes en esas páginas que te manda. Lo normal es empezar de una en una, y en cuando terminas y el mangaka te la acepta como correcta, te pasa la siguiente.

Cuando recibes las páginas, puedes esperarte cualquier cosa. Hay casos donde la página solo tiene el storyboard esbozado muy simple, y hay que dibujar obviando cualquier personaje que haya o pueda haber; y también hay casos que está todo dibujado menos los fondos, y solo hay que completar la página con los fondos que faltan.

Pero claro, cada mangaka es un mundo y te puede hacer hacer cosas distintas. Por ejemplo con la mangaka veterana, solo dibujaba y entintaba fondos, pero nunca con tramas (imagino que tenía asistentes solo para poner tramas). Aún así no todo era fondos como interiores o exteriores, también había trabajo de hacer complementos de los personajes, así como platos con pasteles, coches, comida de todo tipo, bebidas, libros, etc., y lo que abundaba mucho también era reentintar modelos 3D (de ahí que tuviese una guía exclusiva hecha para eso, jeje…)

Con la mangaka más novata sí que me pedía todo el proceso hasta las tramas finales. Y las exigencias eran más o menos como la mangaka veterana, haciéndome hacer tanto fondos interiores, como exteriores, como objetos que complementan personajes, o hasta líneas cinéticas y efectos de tinta y tramas, pero nunca nada relacionado con el 3D, en todo caso calcar fotos que había hecho ella misma (¿sería esa su casa? jaja).

Sí, el pingüino es el protagonista y es lo único que dibujó la mangaka. lol

En todo caso la experiencia en ambos casos fue muy distinta, mientras que con la mangaka veterana aprendí bastante acerca de su metodología de trabajo, como técnicas para efectos o métodos para dibujar según qué cosas, con la mangaka debutante desgraciadamente no aprendí tanto. Así que en esta entrada hablaré mucho más de la experiencia con la veterana que con la otra.

Por ejemplo, me hizo dibujar un tenedor pinchando un pastel de chocolate y el pastel a parte sin el trozo, y yo todo confiado en que lo había hecho bien, le entregué esto.

Parece que no lo hice suficiente bien y quería ese pastel más «crujiente», con más textura del pastel en sí, como el chocolate. Además que el plato estaba demasiado plano ^^U. Por lo que lo intenté corregir y salió esto.

Parecía que tampoco estaba bien. Había quedado como textura de una galleta y no de un pastel esponjoso, además que quería que el chocolate se derritiese mucho más, quería un pastel más realista y que se viera delicioso. Recuerdo que se hizo muy pesada con esto y hasta parecía que se había ofendido por cómo lo había dibujado. Así que tuve que empaparme de mirar fotos de pasteles, texturas del chocolate, y terminé haciendo esto que ya por fin fue aceptado.

Sí, era un manga shojo, pero el nivel de exigencia es alto como pude comprobar. Aunque no me extraña viniendo de una mangaka veterana. En ese momento sentí que yo no era tan bueno como pensaba que era, que tenía mucho que aprender aún, y sobretodo ser más cauteloso documentándome en la próxima ocasión para no volver a hacer el ridículo con dibujos «a medias».

Pero bueno, creo que en general hice un buen trabajo con el resto de fondos. Raramente habían páginas sin correcciones, pero la mayoría de ellas eran chorradas que se arreglaban en 10 minutos.

Y ejemplos de que hice bien a la primera, fue por ejemplo este coche 3D que me dio para que le pusiera los negros y lo entintara como si fuese un dibujo.

Render 3D para que trabajara a partir de ello.
Dibujo finalizado por mi.

Realmente no es muy complicado si uno se documenta un poco en cómo se refleja la luz en el objeto real, en este caso, un coche negro.

Otros trabajos que me hizo realizar fue parecido al anterior, pero en vez de reentintar un render de modelo 3D, tuve que reentintar fondos de un catálogo de fondos en el que el entintado era algo sucio y no muy aprovechable para el estilo de la mangaka. Y ya de paso calcar una foto en la última viñeta, sin mucho misterio que también me lo aprobó sin mucha corrección.

Por último, es curioso porque cuando terminaba una página, lo que le entregaba siempre era el archivo SOLO con los fondos. Básicamente porque siempre me daba su storyboard como base para hacer los fondos junto con las referencias que pudiese necesitar para dibujar, y nunca tenía los personajes terminados antes de que los asistentes realizaran los fondos en cuestión. Lo que hacía que los archivos pesasen bastante poco y no se perdiera mucho tiempo enviando archivos arriba y abajo mediante Skype. Por lo que las páginas terminadas al entregarlas se veían algo así.

Página de fondos terminada en cuanto a fondos para que la mangaka le dibuje los personajes y otro asistente le meta las tramas.

Dimisión

Realmente llegué a hacer muchos más fondos para ambas mangakas y en general la experiencia fue positiva. Hasta que llegó el momento de dimitir y hacerles saber a ambas mangakas que ya no podrían contar más conmigo.

Los motivos fueron distintos para ambos casos. Primero dimití con la mangaka debutante a las 2-3 semanas. Era un trabajo muy monótono que realmente no me aportaba nada de experiencia, lo que me hizo hartarme de trabajar con ella. La comunicación cada vez se volvía más fría, y cuando le dije «esta es mi última semana» me contestó «¿¡¡Eh!!? ¿¡y ahora quien me va a ayudar!?», como queriendo decir que era mi obligación seguir trabajando para ella… No podía darle las verdaderas razones por lo que dimitía para que no se ofendiese, así que le dije que «habían ocurrido ciertas cosas y tenía que dejarlo sintiéndolo mucho». No creo que le haya dado muchos problemas porque el nivel de asistente que requería su manga era muy básico y creo que casi cualquier asistente lo podría hacer sin problemas.

Con la mangaka veterana, todo lo contrario. Aprendí un montón durante la experiencia, y aunque tenía sus momentos bipolares cuando le entregaba algo que no le terminaba de convencer, en general creo que fue muy amable. Me marcaba con bastante precisión los sitios a corregir y me enseñaba mediante videollamada de Skype cuando algo no terminaba de salir como ella quería. El caso es que desde un inicio yo ya le dije que ese trabajo sería temporal hasta que consiguiese publicar en Japón por mi cuenta, con lo que ella no le prestó mucha importancia en ese momento. Supongo que ninguno de los dos esperó que 2 meses después llegase ese momento, y por tal, tuviese que dejar el trabajo de asistente con ella al venirme directamente mucho trabajo por parte de mi editor.

Ahí empezó la mala experiencia con ella. Igual como la otra mangaka debutante, no entendía porque decidía terminar con el trabajo de asistente, y se cabreó muchísimo aún sabiendo que la razón era algo muy comprensible y que se lo había advertido desde el primer día. En lugar de recibir una respuesta de «¡Felicidades por tu publicación, a tope con ello!», me llegó a decir que «había perdido el tiempo enseñándome», que «si lo hubiera sabido antes me hubiera hecho hacer cosas más simples» o que «¿y porque no me avisaste antes?» (cuando le avisé un día después de que el editor me diese luz verde para trabajar con mi manga ^^U). Se puso muy en plan víctima y realmente no sabía cómo responderle, pero es que tampoco era mi culpa.

Además lo había dejado en un momento en que mi parte del trabajo de ese mes para ella había terminado y no requería de mi servicio hasta el mes siguiente. Por lo que a mi parecer tenía tiempo de sobras para encontrar a otro asistente que me sustituyera. Estaba un poco preocupado por si terminaría pagándome o no por esa rabieta final que tuvo, pero sí que me pagó 2-3 semanas después. Espero que haya encontrado otro asistente como yo o mejor, y que al menos le dure más.

Conclusión

Para concluir la entrada, quiero hacer una valoración acerca de la experiencia con sus pros y sus contras en cuanto a ser asistente en Japón.

Ventajas

  • Se gana mucha experiencia si tienes la suerte de estar trabajando con un mangaka veterano. Por muy bueno que seas siempre habrán cosas que vas a aprender, y esa experiencia luego la puedes trasladar a tus proyectos.
  • Es positivo para descubrir cómo realmente es la relación de mangaka-asistente. Poniéndote en la piel de asistente puedes empatizar luego con tus futuros asistentes cuando sea el momento, sabiendo hasta donde está bien exigirles y cómo deberías tratarlos.
  • Se gana un dinerillo extra que nunca viene mal, aunque no debería verse ese dinero como fuente principal de ingresos.
  • Es relativamente fácil encontrar trabajo si tienes un mínimo nivel.

Desventajas

  • De tener la mala suerte de encontrarte un mangaka debutante, es posible que no pueda ofrecerte nueva experiencia en cuanto a técnicas, y puedas sentir que estás perdiendo el tiempo haciéndote dibujar cosas por debajo de tu nivel.
  • El horario es bastante agotador y más cuando son varios días consecutivos. Ya que solo te deja tiempo para comer y dormir, el resto del tiempo es trabajo puro y duro.
  • Si lo comparas con otro trabajo, está mal pagado. Ser asistente es un trabajo que requiere cierta habilidad técnica, por lo que debería valorarse más en cuanto a salario. Pero se está pagando igual (1000 yenes por hora) como se le paga a alguien que hace un trabajo de tiempo parcial tipo dependiente de una tienda/restaurante, etc.
  • Es un trabajo muy inestable con el que no tienes unos días de trabajo asegurados al mes. Los días de trabajo dependen de las necesidades del mangaka. Por lo que si quieres vivir de ello, vas a necesitar trabajar para varios mangakas a la vez y cruzar los dedos para que no se solapen días entre ellos.
  • Como te toque un mangaka chiflado, lo vas a flipar. Hay casos que oí de editores en que los asistentes no pueden con la personalidad del mangaka y terminan dimitiendo por estrés. Las relaciones humanas a veces también son un poco de lotería.

Añadir que toda esta entrada es basada en la experiencia que tuve yo personalmente, y que es posible que varíe según otra persona y con el mangaka que le pueda tocar para trabajar. Aún así he intentado ser bastante transparente con los detalles por si a alguien le interesa y le pueda servir de ayuda.

Por hoy ya he escrito bastante, así que ya nos vemos en la siguiente entrada. Y recuerda que puedes dejarme tu comentario con tu opinión o sugerencias para futuros temas de debate sobre el tema manga en Japón 😊

16 comentarios sobre “Asistente de mangaka en Japón

      1. No se necesitan carreras para ser asistente o dibujante de manga. Lo que se necesita es la habilidad para ello (que solo se adquiere dibujando muchas horas).
        Yo estudié bellas artes, pero no influyó en nada en mi trayecto personal en cuanto al manga, por lo que no lo recomiendo…

    1. Hola me gustaría saber si pudieras resolverme una duda para dibujar si es mejor hacer un boceto y detallarlo o detallarlo desde el principio, gracias

      1. Esto ya depende de cada artista y cómo uno mismo se sienta cómodo dibujando. No creo que haya consejos para algo así ya que cada artista lo hace a su manera.
        En mi caso empiezo aboceteando primero las zonas con más importancia y a partir de ahí voy dando detalles gradualmente.

  1. Bastante interesante e inspirador… Espero en un futuro seguir leyendo tus experiencias pero ahora como todo un mangaka y quien quite en un futuro podernos topar. Saludos desde México

    1. Me alegro que te haya parecido interesante e inspirador! Entonces valió la pena el esfuerzo de escribirlo 🙂
      Ánimos con tus proyectos manga!
      Saludos desde Tokyo

  2. Buen artículo. Es distinto oír directamente de alguien que vive la experiencia que de un anime que te lo cuente.

    Esperemos que algún día existan los asistentes y mangakas en el terreno hispanohablante al nivel profesional y extendido que hay allí.

    Un saludo.

  3. Wow es realmente inspirador e impresionante saber de primera mano lo qué es en verdad trabajar cómo asistente, los obstáculos, el aprendizaje qué te deja, las interacciones, el qué siempre estés creciendo, esperó de verdad que tengas mucho éxito, es algo muy interesante de leer, de verdad me has inspirado a hacer lo mejor que pueda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *